sábado, 24 de septiembre de 2016

Disculpad mi osadía...

Últimamente estoy muy "Vetustomorlero" y me doy cuenta porque escucho sus canciones, las canto y porque les busco (y a veces encuentro) un significado a todos esos temas que ahora me apetece tener presente.

Ellos (Vetsuta Morla) aparecen siempre en mi vida cuando surgen complicaciones y sin que yo les llame. Aparecen como de la nada, sin avisar, y me acompañan en esos momentos en los que apetece mirar para otro lado y que casi nadie mire para mi.

No os penséis que soy el fan número uno de este grupo, porque nada más alejado de la realidad, ya que apenas les conozco y ya llevan unos cuantos años haciendo música. De hecho, estoy pensando que no sé si siguen cantando juntos o no (me suena que no), pero me gusta que están ahí y me acompañan sin que yo tenga que pedirlo. De hecho actúan como buenos amigos que me animan, me escuchan a través de las letras de sus canciones y se preocupan por mi.

Os dejo una versión de un tema que me gusta especialmente. De verdad, espero que también os guste...

 



miércoles, 14 de septiembre de 2016

Papá, ¿Gloria Fuertes era guapa?...

Hablando un poco de mi vida personal, tengo dos hijos que son maravillosos (¿Qué hijos no lo son ?) y que, como buenos hijos que son, juegan su papel: A veces me vuelven loco, a veces me fascinan, a veces me enfadan y siempre me quieren (cosa que agradezco, la verdad), pero hoy voy a hablar de mi hija mayor, que poco a poco se va haciendo más mayor y que, como buena chica (en femenino) que es, le surgen curiosidades de todo aquello que le rodea, haciéndome preguntas de cualquier cosa y cuando digo de cualquier cosa, créanme que es de cualquier cosa y así fue que un día me preguntó, así de sopetón y sin anestesia si Gloria Fuertes era guapa y ante semejante pregunta, señoras y señores, ¿qué puedo decir yo?. 


Estoy preparado para que me pregunte cómo se hacen los niños, también me puede preguntar si falta mucho para llegar, me puede preguntar lo que significa la palabra "puxarra", me puede preguntar cuántos años tengo o porqué me falta pelo en la cabeza... pero jamás de los jamases sospeché que me caería esa pregunta porque es una pregunta que estoy completamente seguro de que a nadie en este mundo se le habría ocurrido formular nunca en la vida.

Pero así es ella. Con inquietudes, curiosa, muy amiga de sus amigas y de sus amigos, buena, guapa...por fuera y por dentro y responsable, muy responsable. ¿Qué más se le puede pedir?. Simplemente que sea feliz y que disfrute de cada segundo de su vida porque como me dijo una vez alguien muy importante en mi vida, "la vida es sólo una y muy corta" y que razón tiene.

Por cierto, no recuerdo lo que le contesté, pero apostaría a qué le dije que si, que era muy guapa (a veces lo padres mentimos) y pasamos a la siguiente pregunta.







Odio las despedidas

No sé quién fue el primero que dijo esa recurrente frase de "odio las despedidas", pero desde luego se quedó calvo de tanto pensar, y es que si una persona, a lo largo de su vida, tuviera que enumerar los peores momentos de su vida estoy seguro de que casi casi el 100% estaría relacionado con una despedida.

Hay despedidas que suenan a definitivas pero que no lo son. Hay despedidas que suenan a un "hasta pronto" y que se convierten en definitivas. Hay despedidas que, desgraciadamente, son para siempre y sin vuelta atrás. Hay despedidas justas, las hay injustas pero todas duelen mucho, muchísimo y es uno de los innumerables peajes que todos tenemos que pagar por estar en esta vida que no siempre se porta todo lo bien que nos gustaría.

Siempre procuraremos, eso si, y como en una especie de acto de defensa propia, mirar hacia adelante, pensar que es lo mejor, buscar el lado positivo por pequeño que sea y tratar de sonreír pero seamos realistas: Las despedidas son una basura, no deberían existir y espero, de verdad, que nunca se conviertan en definitivas.

Nota del autor: Quizás no sea este el post más adecuado para que este blog vuelva a caminar, pero circunstancias obligan.




sábado, 10 de septiembre de 2016

¡¡¡ Vuelvo !!!

Señoras, señores, niñas y niños....

Si lo hicieron los Hombres G, ¿por qué voy a quedarme yo encerrado en mi mundo? ¿Por qué voy a quedar callado cuando tengo muchas ganas de escribir y de contaros cosas? ¿Por qué voy a dejar de hacer algo con lo que disfrutaba?

Aviso que vuelvo y vuelvo con ganas, con muchas ganas. Espero que estéis ahí para recibirme...





Pronto, muy pronto....

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Decíamos ayer...


Hace tanto, tantísimo tiempo que no me decido a escribir nada que, en realidad, no sé muy bien si el tema del que voy a hablar ya lo he hablado en alguna ocasión anterior. Si es así, ruego clemencia. 

 Y es que necesito hablar, más que nunca, de la maldita negatividad voluntaria de la gente en un momento en el que ya tenemos una negatividad obligatoria y propiciada por el ambiente tan mezquino que nos rodea y que hace que la mayoría de nosotros estemos al borde del colapso emocional. 

Me molesta mucho, muchísimo esa gente que le preguntas, por cortesía, qué tal están y te contestan con un simple y hastiado "bueeeno", como diciendo, podía estar mejor o no soy todo lo feliz que pensaba que podría llegar a ser y hablo de gente con su vida resuelta, con salud y sin mayores problemas que decidir dónde me voy a tomar un café o dónde voy a pasar las vacaciones este año. Por otro lado tenemos esa gente, a la que admiro, que rebosa positividad, que siempre están bien y que siempre y aunque tengan verdaderos problemas muestran en su cara la mejor y más sincera de sus sonrisas. 

 Mi pregunta es lo que ocurriría si algún día, esos negativos reciben una noticia mala de verdad o si esos positivos a los que las cosas no les salen tan bien, reciben el notición que hará que cambien sus vidas. ¿Quién lo llevaría mejor? ¿Nos sorprenderían sus actitudes?? 

Sinceramente, creo que NO.

viernes, 15 de julio de 2011

Tiempo

Telarañas como esta es lo que pronto le van a salir a este blog como no empiece a darle un buen meneo de vez en cuando...

Realmente no sé muy bien cuál es la causa de esta inactividad. Puede ser agotamiento, puede ser falta literal de tiempo, puede ser una mezcla de las dos cosas, pero no puede ser que abandone este, para mi, precioso proyecto por ninguna de las dos causas porque me niego a que mi vida se vuelva gris y lineal sólo por estar pasando una fase en la que necesite recargar energía.

Todo esto puede sonar algo abstracto, pero es cierto que noto como mi depósito está en reserva, pero la gasolina está cara y es muy difícil llenarlo con un buen combustible. La gasolina que utiliza mi depósito tiene una parte muy importante de tiempo, tiempo para usar en cosas necesarias y que a veces nos olvidamos de que existen, tiempo para no tener preocupaciones, tiempo para reír mucho, tiempo para dedicarlo a quien quieras, tiempo para dedicarlo a lo que quieras...


Sigo mi camino para ver si encuentro una buena gasolinera, que la necesito.

viernes, 27 de mayo de 2011

miércoles, 18 de mayo de 2011

Volveré. Vaya si volveré...

viernes, 8 de abril de 2011

Rompo temporalmente mi silencio para compartir una preciosa canción....


jueves, 31 de marzo de 2011

31 de marzo: Hasta aquí hemos llegado...


Tal día como hoy, pero del año 2010, llegaba a este post haciendo una pequeña comparación del mismo con la llegada a París de los ciclistas participantes en el Tour de Francia. Hoy, un año después, debo confesar que no me siento así ni muchísimo menos. Hoy, 31 de marzo, llego a este post agotado y encima llego agotado de no hacer casi nada (no nos engañemos). Si siguiésemos con el simil ciclista, hoy sería como si yo fuese un ciclista aficionado que con una BH plegable se pone a subir el Angliru y lo consigue, pero gracias a que por el camino le van empujando y ayudando debido a que su estado es poco menos que lamentable.

Y por eso creo que hoy es el día en el que este blog debe cerrar durante una temporada para recuperar la frescura que un día tuvo. Está claro que el que lo escribe no se encuentra en su mejor momento de forma literario, que quizás esta mente bineuronal tiene demasiada carga como para pensar y demasiado cansancio como para conseguir que escribir un post sea un ejercicio de relax, como hace pocos meses lo era.

Respecto a este mes considero que no lo hice bien, que quizás debería haber roto mucho antes y que creo injusto haberos puesto la tarea de leerme cada día y que cada día os encontraseis con algo de bajísima calidad, porque así fue. Por eso, y durante el tiempo que sea necesario, trataré de conseguir que mi mente vuelva a ese estado de tranquilidad que tenía hace año y pico y aquí espero que nos encontremos de nuevo.

Y repito lo que nunca me cansaré de deciros. Gracias, gracias, gracias!!!!. Cualquier día estoy de nuevo por aquí...